Lo bueno y lo malo de uno de los SUV más deportivos del mercado nacional

Durante una semana sometimos a prueba la nueva KIA Sportage GT Line 2016 recorrimos calles, autopistas, carreteras, caminos dentro y fuera de la capital para conocer su desempeño en distintas circuntancias. La nueva SUV de origen coreaño presenta un diseño deportivo a flor de piel con un aire a Porsche… que me encanta… con sus nuevos neblineros de 4 led como parte de su renovada singularidad.

Motor turbo diesel 2.0L cammon rail con una aceleración impresionante muy deportiva en todo las modalidades de manejo especialmente en su opción SPORT que permite realizar una conduccion precisa gracias a su dirección asistida eléctricamente que en conjunto con su suspensión y rodados aro 19 de perfil bajo más la ayuda de su batería de sistemas de seguridad activa puede moverse de manera ágil en espacios reducidos.

Su caja de cambios automática con modos de conducción ECO – NORMAL – SPORT  permite una conducción versatil, pudiendo pasar de un manejo tranquilo y económico a uno dinamico y muy veloz con una aceleración explosiva con tan sólo presionar el botón “MODO”. Además tiene la opción secuencial con Paddle shift al volante y a  su vez en la palanca selectora de cambios. Lo que permite operar de forma manual agilizando aun más el andar de esta SUV coreana.

El equipamiento interior se destaca por su equipo de sonido JBL de alta fidelidad que suena limpio con unos bajos que desecha el uso de un subwoofer extra. Este equipo incorpora bluetooth para manos libres, es multimedia e incorpora, cámara de retroceso entre otros accesorios.

La habitabilidad es buena entrega confort a los pasajeros como al conductor, con una cabina silenciosa, un sunroof panorámico que entrega mayor luminosidad al interior, posee tapiz de cuero para los asientos con comandos eléctricos para las plazas delanteras con las que puedes regular  altura, reclinación y desplazamiento, además del lumbar regulable para cambiar la postura de manejo.

El volante multifunción con un diseño deportivo se puede regulación en profundidad y altura, además de comandar el equipo de sonido, el teléfono, computador abordo y velocidad crucero, este ultimo se destaca por lo fácil que resulta su uso.

Como dije al principio de la nota “NO TODO ES COLOR DE ROSA” la nueva y deportiva KIA SPORTAGE GT Line  2016 no esta ajena detalles que me hacen ruido como su suspensión un poco aspera que copia demasiado el camino provocando una sensación de inestabilidad después de cierta velocidad, el asiento del conductor incomodo y me resulto difícil ajustar, el manos libres del coche se escucha mal con un sonido mono tan básico que incluso  la comunicación a través de él se interrumpe, además de no poder buscar en la lista de contacto descargada en el equipo mediante los contactos mediante los comandos del volante multifunción.

En su interior la codera central de la plaza trasera incluye dos portavasos es muy corta y alta bastante incomoda al igual que las tapas interior de la puertas de las puerta que combina polímeros duros de distinta textura con una codera un poco dura no muy cómoda durante conducción.

Su visión por el espejo de retroceso central es pésimo con los pilares “C” que no permite ver bien perdiendo la periferie, por lo que dependes siempre de los espejos laterales para efectuar una maniobra teniendo mucha precaución puesto que el punto ciego es más amplio que en otros modelos.

En conclusión estamos ante un SUV con un diseño seductor con un andar sport sorprendente para un motor diesel, excelente para la ciudad muy económico tanto en la urbe como fuera de ella.

Le falto un sensor de punto ciego, cámaras 360 grados ademá de una cámara para asistir el estacionamiento lateral. la suspensión tambien la trabajaria reemplazandola por una progresiva más suave y complementada con neumáticos con un perfil más alto (tiene 45 de altura), eliminaria o pintaria del color de la carroceria los plásticos de los paso de ruedas que con el tiempo y el paso de kilómetros se daña afeando la estética del vehículo.

La nueva KIA SPORTAGE GT Line es un producto excelente casi perfecto líder en diseño con en motorización casi insuperable por su aceleración y economía muy versátil que con pequeñas mejoras lograría la pecfección del producto. Para mayor información visita Kia.cl