La nueva SUV familiar fue lanzada en Chile a mediados de enero en un lanzamiento regional que incluyo prensa especializada de Chile, Peru, Ecuador y Bolivia. En un recorrido por el corazón de la carretera austral en plena Patagonia chilena.

La nueva MAZDA CX9 presenta cambios radicales muy tecnológicos en diseño, confort, seguridad y sobretodo su motorización de menor cilindrada. La conducimos en su lanzamiento y nos dejo claro su comportamiento.    SU VALOR desde $25.490.000.-


En sus exterior un diseño con todo el alma CODO una nueva figura más agresiva y deportiva, su frontal con todo el brillo de los cromados de la marca con el distintivo, su trompa proyectada y su parachoques aerodinámico dan personalidad a la CX9.


De costado parece un automóvil compacto siendo este un gran SUV familiar que tiene una gran espacio interior con tres corridas de asiento y capacidad para siete pasajero. El efecto de su tamaño es resultado de su diseño más perfilado.

En la parte posterior el diseño no se queda atrás muestra su personalidad agresiva bastante deportiva, aunque debo criticar sus luces de posición que no son muy luminosas y se pierden en su frontal trasero, sin desconocer su atractivo, le falto mayor luminosidad.

 

UNA CABINA ELEGANTE Y MODERNA

Al ingresar a su cabina puedes ver la delicadeza de sus terminaciones y los nobles materiales utilizados el la manifactura de su interior. Son tres corridas de asientos con tapizados en cuero, cómodos y bien terminados con reclinación en sus asientos trasero que hacen más agradable los viajes, especialmente cuando estos son largos. Su ambiente interior es climatizado de manera perfecta gracias a su climatizador Tri Zona combinando tres ambiente en su interior.

 

La distribución de su panel de mando esta pensado para que el conductor no despegue los ojos del camino. En su consola central, entre los asientos, se puede comandar las distintas funciones de su sistema de infoentretención que permite conectar el internet de tu telefono.

El volante también es multifunción con acceso directo al computador a bordo, velocidad crucero y al sistema de audio BOSE de alta fidelidad.en la puerta del chofer encontraras la botonera de alza vidrio, cierre central de puertas y control de espejos entre otros fusionado de manera brillante con el salpicadero.

 

SEGURIDAD SUPERIOR

La seguridad en el nuevo MAZDA CX9 es fundamental para lograr un vehículo de alta gama posee casi todos los sistemas de seguridad pasiva y activa vigente en la industria automotriz mundial.

 

UN MOTOR REVOLUCIONARIO
Lo mas novedoso de la CX9 esta bajo su capot con su nuevo motor a gasolina de 4 cilindros 2.500cc con tecnología SKYACTIV-G, el mismo que viene en el Mazda 6 Y Mazda 3, pero con una variante, este motor es comprimido con un turbo compresor dinámico y nuevas tecnologías que complementa al turbo para un funcionamiento más eficiente al punto de omitir al antiguo motor V6 de 3.7L gracias a su potencia y torque logado por esta nueva evolución

 

Esta revolución se ha basado en el espíritu de la marca JINBA ITTAI, control absoluto de la máquina hasta el ultimo detalle. Así este coche hace lo que quieres en el momento que lo requieres; aceleración, torque, potencia, tracción de manera precisa en la situación concreta gracias a su decena de sensores que crea algo así como un mapa tridimensional de la realidad midiendo velocidad, tracción y gravedad de la realidad y de lo que se requiere.

Este nuevo motor fue diseñado especialmente para el CX9 pensando en las distintas necesidades de sus clientes que pusieron una tarea difícil a los ingenieros de la marca, pero que supieron sortear con tecnologías únicas de desarrollo, logrando un motor pequeño de altas prestaciones con un excelente rendimiento que derriba algunos mitos de los motores turbinados.

 

 

Cuando Mazda decidio crear este nuevo motor escucho los requerimientos de sus clientes que deseaban un automóvil agil que acelere sin esfuerzo con un alto torque sin tener que reducir cambios de marchas para lograr el cometido.
Otros clientes pidieron que la nueva SUV tuviera un buen rendimiento, dos puntos que se contraponen en al papel, puesto que no puedes tener mayor potencia con un menor consumo, algo que los ingenieros de Mazda lograron cambiar en la realidad.

No fue una tarea fácil puesto que un motor grande como es un V6 tradicionamente tiene sus ventajas por sobre un motor más pequeño turbo alimentado. Estos últimos prometen una aceleración fluida combinada con un bajo consumo de combustible. Sin embargo, en el mundo real, con frecuencia su eficiencia no es mucho mejor que la un motor con mayor cilindrada. También tienen una cierta tendencia a chuparse hasta que el turbocompresor entra en acción, con lo que reaccionan con algo de retardo cuando se les reclama potencia.

 

El nuevo motor SKYACTIV-G 2.5T es un prodigio por su bajo consumo, en condiciones de prueba y en la vida real, y aceleración. Para conseguirlo, ha sido preciso todo un despliegue de avances tecnológicos.

Uno de ellos es el Turbo de Presión Dinámica de Mazda, el primero del mundo capaz de modular la presión de los gases de escape dependiendo de la velocidad del motor. A bajas revoluciones, este sistema conduce parte de los gases de escape del motor a la turbina del turbocompresor por medio de puertos de escape reducidos. Funciona de forma similar a cuando ponemos el pulgar en la boca de una manguera de jardín, reduciendo la salida para aumentar la presión. De este modo, el turbocompresor puede intervenir rápidamente y aportar un refuerzo al instante, a partir de 1,2 bares de presión. Este sistema complementa a la perfección al motor atmosférico de 2,5 litros que, por su cilindrada, ya desarrolla más par que un motor de 2,0 litros.
Cuando el motor está en la zona central de su banda de revoluciones, empieza a abrir válvulas secundarias, con lo cual permite que pasen más gases de escape al turbocompresor. Para ayudar al CX-9 a sacar el máximo partido posible de la eficiencia de su turbocompresor, el escape tiene una configuración 4-3-1 que canaliza de forma combinada el escape de los cilindros 2 y 3 y lo impulsa en oposición a los cilindros 1 y 4. Con ello genera un efecto de vacío —llamado purgado del escape—, que succiona los gases de escape del motor y los dirige al turbocompresor, mejorando su respuesta.

 

 

Con el fin de optimizar la eficiencia, el SKYACTIV-G 2.5T utiliza la misma combustión eficiente del motor 2.5 l. SKYACTIV-G pero la combina con un sistema refrigerado de recirculación de los gases de escape (EGR) que contribuye a evitar que se queme una cantidad excesiva de combustible cuando el motor funciona a altas temperaturas. En muchos coches turboalimentados, el calor se controla aportando más combustible a la cámara de combustión; el sistema EGR refrigerado de Mazda reduce esa demanda.

Esta tecnología no proporciona beneficios perceptibles en los ciclos de pruebas oficiales, pero es claramente apreciable en la conducción real.

 

El EGR refrigerado ayuda a rebajar la temperatura del motor desde unos 500 ºC a poco más de 100 ºC. De este modo, el motor SKYACTIV-G 2.5T puede trabajar con una relación de compresión de 10,5:1, una de las más altas que existen para un motor de gasolina turboalimentado.

Como resultado, el nuevo SKYACTIV-G 2.5T entrega un par máximo de 420 Nm a partir de 2.000 rpm, y una potencia de 250hp a 5.000 rpm (con gasolina de 97 octano). A 88 km/h, solo se necesitan 18 hp para mantener la velocidad en plano con un modelo con tracción delantera. Esta cifra representa una rebaja de 4 hp con respecto a la generación anterior anterior, e ilustra de forma muy elocuente la reducción de la fricción en todos los elementos de la transmisión y la mejora de la aerodinámica.

 

Otro ejemplo de la disponibilidad de par del CX-9: en el modelo anterior, cuando el conductor necesitaba 90hp en autopista, el vehículo tenía que reducir de sexta a cuarta. En cambio, el nuevo CX-9 puede entregar de forma más rápida ese par, con una respuesta más rápida y mejor controlada a la presión del acelerador: se mantiene en sexta y funciona de manera más fluida, con una mayor sensación de seguridad.

Además de todo ello, el nuevo CX-9 reduce su peso en 100 kg aprox. A la generación anterior, lo que redunda en mejoras en el control del vehículo y en su comportamiento dinámico, produciendo una mayor percepción de confianza al volante.

En resumen, tenemos un automóvil de primera categoría moderno y trasgresor que rompe los paradigmas de los pequeños motores turboalimentados. Una obra la ingeniería japonesa llevada a su máxima expresión.

 

MAZDA CX9 quizás no tenga la tradición de elegancia de sus competidores, pero hoy le daremos el sitial que se merece al nuevo coche revolucionario que debería ser elegido SUV de año a fines de este 2017 por su aporte de tecnología que este hace a la industria automotriz mundial.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *